"Los Sollubis son una casta de intocables de Arabia, notorios por la más abyecta indignidad. Los cafés de lujo disponen de sollubis que lamen el culo de los clientes mientras comen -con tal propósito, los asientos están provistos de agujeros-. Los ciudadanos que desean ser humillados y degradados hasta el máximo -cosa que hace mucha gente hoy en día, con la esperanza de robar la salida- se ofrecen a los campamentos Sollubi como sujetos pasivos del coito anal… No hay nada como eso, tengo entendido… De hecho, los sollubis tienden a hacerse ricos y arrogantes y a olvidar la abyección de su cuna."W. S. Burroughs, El almuerzo desnudo

"Los Sollubis son una casta de intocables de Arabia, notorios por la más abyecta indignidad. Los cafés de lujo disponen de sollubis que lamen el culo de los clientes mientras comen -con tal propósito, los asientos están provistos de agujeros-. Los ciudadanos que desean ser humillados y degradados hasta el máximo -cosa que hace mucha gente hoy en día, con la esperanza de robar la salida- se ofrecen a los campamentos Sollubi como sujetos pasivos del coito anal… No hay nada como eso, tengo entendido… De hecho, los sollubis tienden a hacerse ricos y arrogantes y a olvidar la abyección de su cuna."

W. S. Burroughs, El almuerzo desnudo

Sin embargo, hay que estar solo. Muchas veces apago la televisión porque, paradójicamente, en lugar de incorporarme, me hace sentir solo. En cambio, si leo un buen libro me siento acompañado, cerca de otra gente que siente y que ve el mundo de manera parecida a mí.

Jonathan Franzen

Teología/1

El catecismo me enseñó, en la infancia, a hacer el bien por conveniencia y a no hacer el mal por miedo. Dios me ofrecía castigos y recompensas, me amenazaba con el infierno y me prometía el cielo; y yo temía y creía.
Han pasado los años. Yo ya no temo ni creo. Y en todo caso, pienso, si merezco ser asado en la parrilla, a eterno fuego lento, que así sea. Así me salvaré del purgatorio, que estará lleno de horribles turistas de la clase media; y al fin y al cabo, se hará justicia.
Sinceramente: merecer, merezco. Nunca he matado a nadie, es verdad, pero ha sido por falta de coraje o de tiempo, y no por falta de ganas. No voy a misa los domingos, ni en fiestas de guardar. He codiciado a casi todas las mujeres de mis prójimos, salvo a las feas, y por tanto he violado, al menos en intención, la propiedad privada que Dios en persona sacralizó en las tablas de Moisés: No codiciarás a la mujer de tu prójimo, ni a su toro, ni a su asno… Y por si fuera poco, con premeditación y alevosía he cometido el acto del amor sin el noble propósito de reproducir la mano de obra. Yo bien sé que el
pecado carnal está mal visto en el alto cielo; pero sospecho que Dios condena lo que ignora.

- Eduardo Galeano (El libro de los abrazos)

Los libros son una de las pocas cosas que los hombres atesoran profundamente. Y cuanto mejor sea el hombre, con mayor facilidad será capaz de desprenderse de los bienes que más atesora. El libro que yace inane en un anaquel es munición desperdiciada. Los libros deben mantenerse en constante circulación, como el dinero. ¡Prestad y tomad prestado ambas cosas: libros y dinero! Pero especialmente libros, porque los libros representan infinitamente más que el dinero. El libro no sólo es un amigo sino que sirve para hacernos conquistar amigos. El libro enriquece al que se apodera de él con toda el alma, pero enriquece tres veces más al que lo analiza.
Me asalta aquí el irresistible impulso de ofrecer un gratuito consejo. Es el siguiente: ¡leed lo menos posible, no todo lo posible! Oh, he envidiado, sin duda, a los que se ahogan en los libros. Yo también en secreto habría querido navegar por todos los libros que acariciara en mi mente durante tanto tiempo. Pero sé que no es importante. Sé ahora que ni siquiera me hacía falta leer la décima parte de lo que he leído. Nada hay más difícil en la vida que aprender a no hacer otra cosa que lo estrictamente ventajoso para el propio bienestar, lo estrictamente vital.

Henry Miller, Los libros en mi vida, 1952 (via fuckmeluck)

(Source: metempsicosis)

No Logo

Empecé a leer No Logo de Naomi Klein. Muy bueno, recomendable.

(Source: youtube.com)